jueves, 16 de febrero de 2017

Donde estoy?


Y evidentemente me cerraron otra cuenta de algún otro servicio. ¡A NO DESESPERARSE! Me pasa relativamente seguido. Cierto. Gracias por tomarte la molestia de llegar hasta acá.


Respondiendo a ¿Donde estoy? vamos con esto

Twitter: @Gufeton

Tumblr: Todavía no tengo.



Donde NO estoy:

Facebook: ATRÁS HEREJE! No. Mi cuenta no se llama así, asi que da un pasito para atras. Gracias.

G+: AJAJAJAJAJA!

Youtube: El pulgarcito arriba es suficiente interacción.


Ultima actualización: 16/02/2017

Nuevamente quiero agradecerte por haberte tomado la molestia. Ya se. Ya se. Fueron dos clicks no mas. Pero igual...

miércoles, 15 de febrero de 2017

De Twitter y Maquinas del Tiempo que viajan solo para atrás.

Visto y considerando que Twitter decidió cerrar mi cuenta por ser “sospechosa de realizar algún tipo de spam” o algo así. Aparentemente rompí alguna regla, las cuales me leí. Pero bueno… Esto ya me paso con otra cuenta y la historia sigue así:


Mi cuenta ingresa en un listado de “spammers”. Entonces cada acción que tome, cada follow en el que haga click, cada “fav”, cada “rt” es tomado como una acción que va en contra de las normas. Una o dos de estas, que son las acciones más comunes dentro de twitter y ¡ZAS! Cuenta desactivada. De ahí envío un mal preguntando “¿Qué pasó?”, recibo la primera respuesta automatizada que me da los pasos para reactivar la cuenta. El problema es que los pasos no funcionan. Twitter ni llama por teléfono ni envía sms (y para el caso), ningún tipo de código. Te permite pedir algo que nunca llega unas diez veces. Despues dice “Algo salió mal” y… Eso es todo amigos... En fin. Vuelvo a escribir un mail y ahí, parece, que lo lee una persona. Debe ser el empleado estatal de la afip más hinchado las pelotas del universo. No responde a nada que no sea “Su cuenta ha sido reactivada”.
Y acá pueden pasar dos cosas:

1. Me apuro y entro a la cuenta antes de que se bloquee.

2. Voy al baño un minuto y cuando vuelvo la cuenta ya esta nuevamente bloqueada.


“Cuenta bloqueada”, Mail de queja, respuesta automática, mail de queja, “su cuenta ha sido activada”


Ese es el algoritmo.


Por supuesto, en algún punto uno, el usuario, se cansa y dice: “Ma’si… me hago otra cuenta”. Porque, bueno, en realidad jamás va a poder volver a estar tranquilo una vez que su cuenta fue marcada.


Y por ahí zafás y vivís feliz, comés perdiz y tenes tu cuentita de Twitter sin problemas.


O no… y vivís haciendo cuentas que viven lo suficiente como para que te sientas cómodo para luego cerrarse.


Pero esto es solo la introducción de una cuenta de Twitter que me cerraron un día después de San Valentin… un día después de que mi ex decidió seguirme.


Y con ese pié voy hacia lo que quiero que sea el cuerpo de este artículo. Mis exs. No “LAS” exs. La idea es desde este blog que no lee nadie (Si, vos lo estas leyendo, ya se) es cerrar cuatro episodios que creo me han dejado con el tintero lleno de ideas, reclamos y una infinidad de “Por que?” y algún que otro arrepentimiento.


Tal vez tarde años en terminar esta (ahora) tanda de artículos. Tal vez no. Yo no le pondía mucha fe.



En fin. A escribir… O esperar…






Update:
Twitter Verificar número de teléfono. Número de teléfono no soportado.
¿Y ahora?


Update2:
El servicio de envío de sms para descargar la aplicación envía el mensaje en menos de 1 minuto.