miércoles, 28 de septiembre de 2016

Conflictos interraciales - 1


Bueno. La cuestión es así. Hace muchos muchos años en un lugar no muy lejano pero que quedaba en otro mundo. No. No era la Tierra. Decía... Existían dos grandes facciones de osos pandas quienes dominaban la tierra. ¡NO! Tierra de cosa granulada que se levanta del piso. No la Tierra que es un planeta geodi.. Ok. Lo adivinaste. Fue en la Tierra.

Ahora sí. Estos pandas estaban organizados en grandes facciones. Los uñaspintaditas, los culos rapados arios, los kungfuplatenses. Pero había dos que destacaban… Los “manchas blancas sobre cuerpo negro” y “los manchas negras sobre cuerpo blanco”. Como para esa época todavía no existía religión tuvieron que agarrarse fuerte a eso para tener un motivo más o menos válido y así poder pelearse.

La cosa es que, como es obvio, se aliaron con los respectivos bandos de cebras.

¿Alguna vez viste un panda montando una cebra? No. Y ahora te voy a explicar el por qué.

La cuestión era que estaban en guerra. Se coceaban juguetonamente, se lanzaban cañas de bambú, pero sin filo porque era la parte más rica. Esas se las lanzaban escupiendo. Unos desacatados los pandas.

Miles perecieron durante el conflicto. No porque hayan caído en combate, sino porque la guerra duró un montón de años. Y medio que se achancharon los pandas. ¿Ves? Ahí va saliendo la explicación. ´

Ocurrió en “La Gran Plaga del Tres Manos y Dos Dedos”. Una plaga de chanchos de buenos modales, bien peinados y correctamente afeitados… hasta perfumados, mirá. La naturaleza siguió su curso y es por eso que ahora tenemos pandas fofitos. No. Nadie sabe cómo eran antes. ¡No! ¡Mentira! Esos fósiles son plantados.

Aun hoy… La guerra sigue en pié. ¡VIVAN LOS UÑASPINTADITAS!