lunes, 22 de mayo de 2017

De superheroes y genocidas


“Nunca reveles el final antes de tiempo”. Claramente esa frase habla del final. Uno lo escribe al medio y ¡ZAS! Media historia sin sentido. Es bastante lógico. Y por eso es tan interesante hacerlo al principio. Porque... o sea, uno ya sabe como termina. ¿Para que leerlo? Y mejor aun: ¿Uno es capaz de escribir algo lo suficientemente interesante como para retener al lector (en este caso, obviamente, vos) hasta el final? Veremos.

Como voy a relatar algo sobre mi en primera persona, por lo menos, ya saben que sobreviví. O algo así... Parece tonto. Tal vez lo sea. Continúen por favor.

Todo comienza y creo que termina con un sueño. Ya saben. Esas jugarretas horribles que un subconsciente hiperactivo cansado y aburrido le juega a uno. Diría sueño lucido, salvo que no solo no tenía control sino que en ningún momento me enteré de donde estaba.

Una cueva. Enorme. Bien iluminada. El techo abovedado irregular. Columnas naturales por todos lados. Llena de gente. Mucho de esto lo supe apenas se me ocurría la pregunta con esa fabulosa forma que tiene el cerebro de crear recuerdos falsos. Todos estaban sentados, agachados. Me di cuenta que tenían miedo. Estaban escondidos en la cueva. Habían algunos heridos.

Automáticamente supe que había pasado. De un modo irracional pero extrañamente lógico, los superhéroes, cuya existencia era innegable para mi, habían proclamadose de una raza superior al hombre. No importaba si era por derecho de nacimiento o por poderes obtenidos de forma accidental. De todas formas eran distintos al ser humano y, cada uno a su manera, mejor.

Habían formado una especie de alianza. Tampoco importaba a que bando pertenecían. Tres o cuatro de estos y ya podían aniquilar a un oponente cualquiera. Se unieron héroes y villanos. Se habían cansado de pelear para proteger o intentar destruir algo que era irrelevante.

Toda la raza humana, para ellos, no era mas que eso. Legiones y legiones de bebés llorones que solo sabían pedir ayuda una y otra vez cada vez que sus matanzas se les escapaban de las manos.

La primer parte había sido casi provechosa. Dejando de hacer de maestros de jardín de infantes dejando al hombre solo para que creciera. La parte en la que se aburrieron y comenzaron a esclavizarnos... no tanto.

Rápidamente se conocieron las mas aberrantes practicas. Trataron de defenderse (por algún motivo no participaba en estas descripciones) mas ellos, los otros, volaban ciudades completas por simples sospechas. Pronto no hubo nada mas que la rendición incondicional y tratar de buscar seguridad en grandes grupos.

Pero... el ser humano. Ese virus terrible que tiene esa capacidad tan notable de aprender a matar cosas. Y el enemigo en común. Ese fue, tal vez, el mayor error en su soberbia. Habían creado un enemigo que todo el mundo odiaba. No habia defensa. No habían derechos. Era un agujero del mas puro y oscuro odio que se saciaba con gritos de dolor.

A esta altura creo que me empecé a enojar. Sabía que todos éramos prescindibles. Todo nuestro sacrificio si al perder la vida alcanzaba para dar un pequeño empujoncito a la gran maquina de guerra que estábamos construyendo. Escuché que decenas de miles murieron por diez cartuchos de kriptonita. Cientos participaron en una misión suicida con la que se consiguieron unas pequeñas pero poderosas grandas magnéticas

En fin. En la próxima escena estaba entrando a las arenas exteriores de la base de los superseres.  Era un grandísimo edificio de veinte plantas rodeado por ocho círculos o arenas donde los “heores” mataban su aburrimiento batiéndose en duelo desigual contra algunos hombres. El punto mas flaco en la entrada estaba dado por una pequeña cueva permanentemente abierta. Claramente, una trampa.

Pero, para ese momento, no solo me había visto envuelto en la resistencia, sino que encabezaba la punta de flecha que serviría para el combate final. El pasillo era corto y oscuro. Pequeño. Apenas si pasaba una persona. Entré. Era un circulo, cubierto de arena. Habían grandes caños ordenados de forma concéntrica. Cinco, creo. Todo estaba manchado en sangre. Me pareció ver un escudo y una armadura de cuero al estilo gladiadores romanos.

Sin entender como me encontraba caminando por el interior de uno de los grandes caños. A mi izquierda uno de esos villanos que uno no quisiera encontrarse jamás. Omega Rojo. Me explicaba los beneficios de mantenerse ejercitado aun a pesar de las bajas en seres de mi raza que eran, como mucho, nulas teniendo en cuenta el gran numero de personas vivas. En ese momento solo me preocupaba mi vida. A mi alrededor se fue pintando una imagen. Había huesos. Claramente humanos. Limpios. Quebrados. En una de las entradas vi un liquido marrón amarillento. “Restos de mi ultima cena”. Fantástico. Un mutante forrado en adamantium flexible que comía humanos. ¿Cuánto podía mejorar el asunto?

Claramente me había enfermado la situación.

Y todo esto viene a este párrafo: En mi vida sentí un enojo tan puro y virulento. Todo estaba claro. Por primera vez entendí, sin el mas mínimo margen de duda, la situación completa. Como se había llegado y hacia donde debía ir. Fue uno de esos momentos que todos categorizariamos como perfectos. No tenía que pretender más. Simplemente debía hacer lo que sentía. Por una vez.

Corrí por  el tunel. Un hombre me alcanzó un M4A1. Di media vuelta. ¿Mini superhéroes de descarte? No me importaba. Me apoyé la carabina en el hombro, apunte y... el arma no tenía cola de disparador (gatillo). ¡Por dios! Todo era tan simple. Agarre el arma, la golpee contra la pared, volví a ubicarla y en tres tiros tenía tres enemigos muertos. Lo que siguió fue la danza de la muerte mas preciosa de la que jamás fui parte. No se bien que puede pasar cuando una fuerza imparable choca contra un objeto inamovible. Lo que si puedo decir es que pasa si dicha fuerza imparable tiene un M4A1 no es saludable pararse delante.

Un disparo, un muerto. Me sentía no solo en paz, sino económico.

Llegamos al edificio por el flanco que nos correspondía. De alguna forma habíamos llegado tarde. El edificio había sido tomado. Menos el décimo quinto piso. Ahí había un foco de resistencia. Solo sabía eso. Ni idea que fue de los otros superhéroes. Recuerden que era como la base central.

Alcanzo el ultimo piso gracias a un juego de sogas y contrapesos para nada seguro. A nadie le importa, realmente. Era realmente inmortal. Llegúe. Lo vi. Era un arbol con la distribución de los superhéroes y como existía una interconexión entre ellos. Aparentemente asesinando solo a uno, todo el resto perdería tanto poder que los dejaría a merced de los humanos... y a su inexistente misericordia.

En este momento mucho de lo que dije ya, de por si, no tiene sentido. Pero creo que hago pico con lo siguiente: En la punta de la pirámide de superhéroes estaba Spiderman, quien era realmente Meteoro Disfrazado quien, a su vez, era una compañera mía del secundario. Lo mas raro de todo esto es que no pensaba en esa joven (ahora mujer) desde que... bueno... terminé el secundario.

En fin. Tenía mi blanco. Todo seguía blanco como el agua.

Recuerdo llenarme de algo parecido a la dicha cuando viendo la foto de Spideman le juré: “Nadie te va a volver a dibujar”.

Después... algo me mató. Se que fue en el estómago y que fue mas rápido que el dolor.

Pero me di cuenta mayormente porque me había despertado. Estaba, de pronto, viendo la pared frente a mi cama, con la leve luminiscencia de un monitor encendido pero con la pantalla en negro. Tanto tiempo en la oscuridad y veía perfectamente las formas.

En mi casa había algo más. Se había perdido toda esa furia y esa sensación de claridad. De pronto no solo el sueño me había seguido a mi casa, sino que estaba seguro de que alguno de esos superhumanos estaba ahí para matarme.

Traté de calmarme y tal vez despertarme. No. Estaba despierto. No me podía calmar. Había algo y me iba a matar. Algo que seguramente ya había matado. Nada tenía sentido. Lo sabía y no lograba hacer de eso mi realidad corriendo la terrible sensación.

Y finalmente, volví a despertar. Esta vez en la realidad.

jueves, 16 de febrero de 2017

Donde estoy?


Y evidentemente me cerraron otra cuenta de algún otro servicio. ¡A NO DESESPERARSE! Me pasa relativamente seguido. Cierto. Gracias por tomarte la molestia de llegar hasta acá.


Respondiendo a ¿Donde estoy? vamos con esto

Twitter: @Gufeton

Tumblr: Todavía no tengo.



Donde NO estoy:

Facebook: ATRÁS HEREJE! No. Mi cuenta no se llama así, asi que da un pasito para atras. Gracias.

G+: AJAJAJAJAJA!

Youtube: El pulgarcito arriba es suficiente interacción.


Ultima actualización: 16/02/2017

Nuevamente quiero agradecerte por haberte tomado la molestia. Ya se. Ya se. Fueron dos clicks no mas. Pero igual...

miércoles, 15 de febrero de 2017

De Twitter y Maquinas del Tiempo que viajan solo para atrás.

Visto y considerando que Twitter decidió cerrar mi cuenta por ser “sospechosa de realizar algún tipo de spam” o algo así. Aparentemente rompí alguna regla, las cuales me leí. Pero bueno… Esto ya me paso con otra cuenta y la historia sigue así:


Mi cuenta ingresa en un listado de “spammers”. Entonces cada acción que tome, cada follow en el que haga click, cada “fav”, cada “rt” es tomado como una acción que va en contra de las normas. Una o dos de estas, que son las acciones más comunes dentro de twitter y ¡ZAS! Cuenta desactivada. De ahí envío un mal preguntando “¿Qué pasó?”, recibo la primera respuesta automatizada que me da los pasos para reactivar la cuenta. El problema es que los pasos no funcionan. Twitter ni llama por teléfono ni envía sms (y para el caso), ningún tipo de código. Te permite pedir algo que nunca llega unas diez veces. Despues dice “Algo salió mal” y… Eso es todo amigos... En fin. Vuelvo a escribir un mail y ahí, parece, que lo lee una persona. Debe ser el empleado estatal de la afip más hinchado las pelotas del universo. No responde a nada que no sea “Su cuenta ha sido reactivada”.
Y acá pueden pasar dos cosas:

1. Me apuro y entro a la cuenta antes de que se bloquee.

2. Voy al baño un minuto y cuando vuelvo la cuenta ya esta nuevamente bloqueada.


“Cuenta bloqueada”, Mail de queja, respuesta automática, mail de queja, “su cuenta ha sido activada”


Ese es el algoritmo.


Por supuesto, en algún punto uno, el usuario, se cansa y dice: “Ma’si… me hago otra cuenta”. Porque, bueno, en realidad jamás va a poder volver a estar tranquilo una vez que su cuenta fue marcada.


Y por ahí zafás y vivís feliz, comés perdiz y tenes tu cuentita de Twitter sin problemas.


O no… y vivís haciendo cuentas que viven lo suficiente como para que te sientas cómodo para luego cerrarse.


Pero esto es solo la introducción de una cuenta de Twitter que me cerraron un día después de San Valentin… un día después de que mi ex decidió seguirme.


Y con ese pié voy hacia lo que quiero que sea el cuerpo de este artículo. Mis exs. No “LAS” exs. La idea es desde este blog que no lee nadie (Si, vos lo estas leyendo, ya se) es cerrar cuatro episodios que creo me han dejado con el tintero lleno de ideas, reclamos y una infinidad de “Por que?” y algún que otro arrepentimiento.


Tal vez tarde años en terminar esta (ahora) tanda de artículos. Tal vez no. Yo no le pondía mucha fe.



En fin. A escribir… O esperar…






Update:
Twitter Verificar número de teléfono. Número de teléfono no soportado.
¿Y ahora?


Update2:
El servicio de envío de sms para descargar la aplicación envía el mensaje en menos de 1 minuto.

jueves, 15 de diciembre de 2016

De estragos y soledades


Y ayer me cayó la ficha. El martillo golpeó el yunque. El relámpago cayó dos veces sobre el mismo lugar. Ayer me pasó algo terrible. ¡OJO! Terrible para mi. No se me murió nadie. No se enfermó nadie. No le pasó nada a nadie. En realidad pasó algo ayer que nos afecta a un puñado muy pequeño de personas y por ende es irrelevante. Eso no es lo importante. Lo llamativo de todo esto es lo que pasó después. Recibí... Mejor dicho.... descubrí la mala noticia y, bueno... no tuve con quien compartirla. No hay nadie en mi circulo de contactos ya sean amigos, familiares o conocidos. Nadie a quien llorarle mi ínfima desgracia. Ni siquiera Twitter (actualmente estoy considerado como “actividad automatizada”) para que un grupo de desconocidos me leyera.

¿Que iba a hacer? ¿Hablar con mi familia? No saben (jajajajaj) no saben casi nada de mi. Pero bueno. Somos así. En fin. Tardaría muchísimo en explicar por que esto me afecta. ¿Mis amigos? ¿Cuales? Todos tienen ritmos de ciudad cosmopolita. No tienen tiempo para atender whatsapps de este tipo. ¿A extraños en twitter? Mi cuenta principal tuve que abandonarla... No sentí que fuera correcto volver a usarla. Mi nueva cuenta esta actualmente cerrada. Y... Ya está. Se me acabaron los lugares de expresión.
  
Entonces hice lo que todo ser humano en mi posición haría. Sobreviví a una rabieta de cinco minutos. Después me puse caprichoso. Posteriormente un pequeño ataque de pánico.... todo por eso de la soledad y la mar en coche. Y, finalmente, “Váyanse todos bien, pero bien a cagar”



Dicho sea de paso, cuando Twitter dice:

Introducir código de verificación.
Estamos llamando al  (NUMERO) con un código de verificación. Ingresa ese código abajo.

Boton: Enviar
No recibí el código.

O:

Confirma tu número de teléfono.
Por favor, confirma el número de teléfono asociado a tu cuenta de Twitter: (NUMERO)
Te llamaremos con un código de verificación. Pueden aplicarse tarifas por llamadas.

Twitter NO TE LLAMA. Es un gran: “CURTITE GIL! NADA! NO TE LLAMO NADA! SOY TWITTER! LERO LERO!”


No te digo que abandones todo, pongas la sirena y salgas corriendo a charlar horas sobre la inmortalidad del cangrejo ahumado, conmigo porque por ahi estaría bueno. Con un "Che.. que cagada" estoy más que conforme. El problema es que en estos casos mando un mensaje y (por suerte no es literal) me "clavan el visto" y andá a saber cuando me vuelven a hablar.

¡SI! Yo tampoco lo creía.

martes, 22 de noviembre de 2016

Encorvador Automático Espacial Galáctico Unidireccional Hiperespacial


El cuento viene asi.

En cierto punto de la historia se creó el “Encorvador Automático Espacial Galáctico Unidireccional Hiperespacial”, o EAEGUH, como solían llamarlo quienes trabajaban en el proyecto, y solo ellos. Como su nombre lo indica una vez que se llega al segundo renglón, el cual acusa: “teletransportador”, teletransportaba cosas. Y con el tiempo, gente… completa.

El primer paso fue, obviamente Marte. Por lo que se mandó una delegación conformada por un robot y una puerta. Por supuesto que era una puerta. ¿Qué mejor que una puerta para ir de un lugar a otro? Un auto, claro. Pero tiene puertas.

Decía. Enviaron un aut… una nave a Marte con un robot y una puerta. Como era de esperarse, todo funcionó. Mejor dicho, se instaló. La otra puerta… porque sin otra puerta era un simple marco ya que, claramente, la puerta no existía. Es una metáfora. La otra puerta estaba en lo que originalmente era un descampado en Berazategui. Según complejos cálculos de la NASA, les salía más barato ponerlo ahí. Científicos ¿eh?

Todavía está el edificio. Treinta metros de hormigón armado listo para colapsar sobre el portal si se perdía el control. Algo que podía pasar tranquilamente. Recordemos que a esta altura todo estaba manejado por gobiernos.

El día nefasto llegó. Un día terrible para la ciencia que quedará marcado en un capitulo en la historia. Algunos dicen que primero encendieron el de la Tierra. Otros el de Marte. Lo importante fue el primer contacto. Se veía. Perfecto. El robot del otro lado. Uno de esos Rovers gigantes con brazos como pulpos.

Aquí es donde comienzan a ser confusos algunos registros. El Dr Esteban Welshington, o Washington Estevez, fue el encargado de enviar el primero objeto. Una pelota de futbol. Nº5. Reglamentaria. No una original, por supuesto. Treinta metros de concreto son carísimos. La pelota, en realdad, era redonda… y gracias. La lanza, y para sorpresa de todos, en vez de atravesar el portal y explotar o explotar mientras pasa o explotar al tocar el portal, la muy descarada va y rebota.

Un quintillón de cálculos después alguien se dio cuenta que el portal en la Tierra decía: “Salida”. Pero en inglés. Y como eso de que el portal iba en una dirección. Digamos que durante los cinco próximos años que se pudo instalar el próximo portal, el Rover envió una cantidad increíble de muestras hasta que se rompió. De más esta decir que el robot era bastante más ancho que el portal.

Pero finalmente el portal dos o EAEGUH-TWO… o portal dos, mejor, fue instalado en Wilde y se enviaron una cantidad insolente de pelotas imitación a Marte.
Ahora viene la parte complicada que dio casi al inicio de “La Guerra del Diseño” en la que, lejos de buscar el mejor diseño de algo, los diseñadores fueron perseguidos salvajemente. Por suerte hubo paz. Aunque la guerra ocurrió… pero por otros motivos.

Resulta que el portal dobla el espacio, pero lo dobla más o menos. Mejor dicho. Lo dobla bien, pero como si de una hoja se tratara. Cuando más veces se dobla, más grueso es el espacio entre las caras opuestas. Por ejemplo: de la Tierra a Marte se dobla una vez. De la Tierra a Plutón, se dobla dos veces y ya hay un espacio visible entra la puerta por la que se entra y la otra por la que se sale. Claro que en esa época el diseño de los portales acusaba: “Y el marquito exterior debe tener una luz esotérica para recordarle la humildad al hombre”. Al día de hoy nadie sabe quien aceptó y aprobó esa línea antes de construirlo.

Continúo. A Proxima Centauri hay siete pliegues, que es un saltito. Para Kruger 60 a unos trece años luz hay nueve pliegues que requerirían un pequeño puente, y para Betelgeuse a seiscientos cuarenta y dos años luz hay once. De ahí el “más o menos”. A pesar de la teletransportación no hemos superado, aun, la velocidad de la luz. Lo de la inmortalidad, que seguramente se les ocurrió porque ustedes son todos iguales. En serio… vienen de fabriquitas a partir de una matriz general. Bueno. Busquen inmortalidad en la parte de Cítricos en sus libros de biología.




miércoles, 28 de septiembre de 2016

Conflictos interraciales - 1


Bueno. La cuestión es así. Hace muchos muchos años en un lugar no muy lejano pero que quedaba en otro mundo. No. No era la Tierra. Decía... Existían dos grandes facciones de osos pandas quienes dominaban la tierra. ¡NO! Tierra de cosa granulada que se levanta del piso. No la Tierra que es un planeta geodi.. Ok. Lo adivinaste. Fue en la Tierra.

Ahora sí. Estos pandas estaban organizados en grandes facciones. Los uñaspintaditas, los culos rapados arios, los kungfuplatenses. Pero había dos que destacaban… Los “manchas blancas sobre cuerpo negro” y “los manchas negras sobre cuerpo blanco”. Como para esa época todavía no existía religión tuvieron que agarrarse fuerte a eso para tener un motivo más o menos válido y así poder pelearse.

La cosa es que, como es obvio, se aliaron con los respectivos bandos de cebras.

¿Alguna vez viste un panda montando una cebra? No. Y ahora te voy a explicar el por qué.

La cuestión era que estaban en guerra. Se coceaban juguetonamente, se lanzaban cañas de bambú, pero sin filo porque era la parte más rica. Esas se las lanzaban escupiendo. Unos desacatados los pandas.

Miles perecieron durante el conflicto. No porque hayan caído en combate, sino porque la guerra duró un montón de años. Y medio que se achancharon los pandas. ¿Ves? Ahí va saliendo la explicación. ´

Ocurrió en “La Gran Plaga del Tres Manos y Dos Dedos”. Una plaga de chanchos de buenos modales, bien peinados y correctamente afeitados… hasta perfumados, mirá. La naturaleza siguió su curso y es por eso que ahora tenemos pandas fofitos. No. Nadie sabe cómo eran antes. ¡No! ¡Mentira! Esos fósiles son plantados.

Aun hoy… La guerra sigue en pié. ¡VIVAN LOS UÑASPINTADITAS!

jueves, 22 de septiembre de 2016

El día que los aliens decidieron invadir Porteñolandia

Pensé en hacerlo en otra ubicación. Empecé por China, pero con los niveles de contaminación que tienen imaginé que iba a pasar algo como “La Guerra de Los Mundos” (la película, no leí el libro) y listo. Después dije: “¡Ah! Rusia.”. Pero todos vimos los videos de Rusia. Allá todo es raro, sobran AK47, la gente vive chocando con el auto y como uno de cada diez tiene un tanque. Así que no. Descarte el Oriente Medio porque entre tanto terrorista y tanta empresa (país) distribuidor de armas como que mucha atención a un plato volador no le iba a prestar. Así que me decanté por la opción fácil. Acá. Buenos Aires, Argentina.

Nací y viví toda mi vida en esta ciudad así que tengo los cuatro derechos humanos inalienables de todo porteño:

  1. Derecho a vivir mas o menos, pagando el impuesto eventual del “Dame el celular, amego”.
  2. Derecho a ser libre mientras haga lo que me dicen y como me lo dicen.
  3. Derecho a buscar la felicidad entre tanto psicópata suelto... porque al borracho que es un enfermo se lo contiene y se trata de curarlo... pero si es violento por naturaleza: jodete.
  4. Derecho a decir que Buenos Aires es la mejor capital de todo Buenos Aires (no incluye La Plata).
Y no solo eso. Todavía me queda un argumento de peso: esta es la única ciudad que mas o menos conozco. Mira si te voy a hablar de Paramaribo que debe ser una ciudad hermosa, pero que solo la escuché en el secundario, no más.

Listo. Vamos al temita del titulo.

Un día cualquiera (como hoy, o ayer, no se) viene una nave espacial del tipo OVNI (ver Aclaración 1 al pie del artículo) sobre la Casa Rosada. ¿Hasta ahí estamos? Bien. Interferencia de todos los canales: “Ríndanse o serán aniquilados comenzando con su Presidente”.

¡ZAZ! Arranca el cronómetro a marcar los primeros minutos que decidirán el resultado del conflicto.

En una fracción de segundo se formaron las siguientes facciones:

  1. Defensores: “¡No! ¡Ah no! A Macri no que vino para salvarnos y aunque este haciendo todo mal y esté rodeado de unos inoperantes caídos del catre que se ve que se los pusieron los que financiaron su campaña.... Yo... Yo se que todo va a estar mejor... eventualmente. Igualmente seguro que estos aliens son kirchneristas envidiosos porque se les corto la joda, que en realidad no se les cortó, pero igual... No se.”
  2. Pro (Los que no quieren defender al presidente): “¡Si! ¡Soy Pro Aliens!... Bueno. No “Pro pro”, soy otro tipo de “Pro”, un “Pro disidente que no tiene nada que ver con el Pro”. Es como Pepsi y Cocacola, che. ¿Todo te tengo que explicar? Ahora me vas a decir que tampoco entendías el modelo... Que vuelva la ex presidenta que seguro que si esto le pasaba a ella los bajaba de un hondazo con ocho cadenas nacionales al hilo, una resma A4 de planes y un par de licitaciones de rutas”.
  3. Los “Yo, argentino”: quienes huirán porque defender la patria... Bueno... si. El vínculo desde el cual a uno le nace defender la patria todavía lo estamos buscando.
  4. Pochocleros: ¡Al fin! Luego de mucho esperar, todo se va a prender fuego y comenzará el exterminio con el que nos vienen amenazando desde el Y2K fecha en la que se puso de moda el Apocalipsis. Pasamos, obviamente, el Y2K, posibles guerras con armas de destrucción masiva (que jamás aparecieron), ataques terroristas, el Ragnarok, el fin del calendario azteca, el Advenimiento (todos ellos, recuerden que cambiaron de fecha varias veces), la gripe A(H1N1), el ébola, otras plagas, tormentas solares, un montón de meteoritos y quichicientos desastres naturales. Pero por fin llega y nos vamos a sentar frente a la tele para verlo desde una distancia segura en nuestro, ya preparado, bunker antitodo. Si no tienen uno y piensan en construirlo recuerden: El turbo para “vaciar aromas” del baño es indispensable. Créanme.
  5. Los veganos
-No. No como alien.
-Pero no te pregunté
-Ya se, pero como soy vegano es importante que lo sepas por si vamos a comer algo-
-Ud. es mi paciente y estoy por amputarle ambas piernas. ¿Se podría quedar quieto mientras sigo serruchando?-
                (Nota: Conozco UN vegano y no es así, pero me pareció gracioso exagerarlo un poco)

  1. Los choferes de colectivo (especialmente del 68) que preventivamente cambiarían todos sus recorridos por rutas alternativas “...porque parece que se va a sobrecargar mucho Corrientes...

Mientras tanto en la Casa Rosada el presidente habla con sus asesores. Como estamos en el reino de la ciencia ficción vamos a decir que fueron a trabajar todos y estaban donde se suponía que debían estar. Vos, como lector/a, ayudá un poco, che.

Presidente: “¡Aviones! A ver... Fuerza Aérea... Quiero que manden todos, pero TODOS los aviones que tengamos y destrocen esa nave”
Ministro de defensa: “Sr. Presidente. No tenemos aviones de combate. Si nos da dos meses podemos poner operativo un helicóptero como para tirar unos escopetazos. Mes y medio y lo tenemos.”
Presidente: “¿QUE? ¿Cómo pudo pasar algo....? Bueno... a ver. ¡Misiles! ¡Eso! ¡Tirenle misiles!”
Ministro de defensa: “Nuop. Tampoco hay de esos.”
Presidente: “¿Cañonazos? ¿Qué tenemos para bajar esa nave?”
Ministro de turismo: “Tenemos unos Boeing alquilados desde los que podemos tirar paracaidistas con caballos sobre la nave. Como Polonia en la segunda guerra mundial”
Presidente: ¿Ganaron?
Ministerio de turismo: No. Fueron aplastados miserablemente.
Ministro de comunicaciones: Sr. Presidente. Es mejor que vea esto. La protesta permanente que tenemos frente a la Casa Rosada esta rescribiendo los carteles. En vez del clásico “Fuera Macri” ahora hay “Chris + Aliens = <3” su popularidad nunca fue tan baja.
Presidente: ¡Demonios! A ver.. Vamos a calmarnos. Comuníquenme con los Aliens.

Alien: ¿Hola Susana? Ajjjjajjjjajjjj (risa alien). Desde Alfa Centauri que quiero hacer ese chiste. ¿Quién habla?
Presidente: El Presidente Macri. ¿Vos quien sos?
An’acict’n: An’acict’n
Presidente: Exijo que se retiren en este instante. ¿Ustedes saben con quienes se estan metiendo?
An’acict’n: ¿Con un país rico en recursos altamente politizado fuertemente subdividido en clases e incapaz de defenderse por si mismo tanto hacia el exterior como en el interior, con un comportamiento errático y autodestructivo en, por lo menos, las dos ultimas décadas que hemos estado estudiando?
Presidente: Bueno... eso lo describe bastante bien. ¡De todas formas! ¿Qué se ha creído usted? ¡Retírense ya mismo! – luego corta la comunicación.

De más está decir que el cabroncito de An’acict’n hizo volar en cientos de miles de diminutos pedacitos su blanco creando el mas grande y completo Lego Casa Rosada.

El resto son solo detalles. Los campos de exterminio para los revoltosos. Los grupos de humanos que protestaban a favor de los derechos de los aliens. La traición de ciertas facciones de los grandes grupos con tal de alinearse con las políticas algo homicidas del nuevo gobierno en la Casa Redonda que había aplastado unas tres cuadras a la redonda (valga la redundancia) de la ex Casa Rosada.... y cosas así.

En fin. En conclusión. Si vienen los aliens hay que reclamarles que llegaron tarde. Desde el año dos mil que los esperamos. ¿Cómo que no sabés por que? ¿Nunca escuchaste lo de “El año dos mil nos encontrará unidos o dominados”?... Claro. Y... ¿Nos viste muy unidos en algún momento?


Aclaración 1: Es menester decir que es una nave espacial del tipo Objeto Volador No Identificado porque siempre, pero SIEMPRE, está el ñoño que te dice: “¡AH! Pero ese es un crucero intergaláctico como el que usó el Almirante Naismith de los Mercenarios Libres Dendarii”. Créanme. Va a pasar. Sé una o dos cosas de ñoños. 

miércoles, 24 de agosto de 2016

Tomatocracia -1-

El amanecer en la montaña daba comienzo a las segundas Olimpiadas Interelementales. Por el equipo de los bichitos estaban la lagartija Juampi, especialista en carrera de obstáculos y zigzags, el caracol Roque con una resistencia implacable para las maratónicas carreras de larga distancia. En ese preciso momento estaba corriendo los... el metro y medio llano. No venía ganando. 

Por ultimo Mirinda, la colibrí entrenada en danza con cintas. Era una medalla de pasto fresco prensado asegurada. Las demás aves solo podían dibujar una línea con su cinta. Tal vez un circulo. Pero Mirinda. Oh Mirinda! Ella podía hacer toda suerte de dibujos porque, ¿Saben que? Podía volar hacia atrás. 

Pero suficiente de presentaciones. La historia real no tiene nada que ver con las olimpiadas. Ni con sus aventuras desde que pusieron pie (o cuerpo fofito en el caso de Roque) sobre aquel dragón de Komodo que los llevaría a sus casas. Tampoco los tres meses que estuvieron viviendo con una familia de halcones. Es impresionante lo mucho que puede parecerse una lagartija a un halconcito cuando lo necesita. Roque la tuvo fácil por eso de parecerse a un huevo. Mirinda mucho no entendió que pasaba. Pero los gusanos no le molestaban.

No. Nada de eso. Esta aventura comienza cuando formaron una banda de música. “Tomatocracia”. Su manager, un hombre que seguramente veamos en otros cuentos con varios nombres, no pudo convencerlos de que no tenía mucho alcance ese nombre. Pero no importó. Ellos eran una banda. Mirinda, guitarrista de rápidos punteos y maestra del “tapping”, Juampi, el cantante y Roque, el baterista. Tuvieron que decidirse por una variación aun mas lenta del metal gótico para que Roque llegara a pegarle a dos bombos, por lo menos. 

Llega el momento del primer show en vivo. Nervios. El publico comienza a aplaudir solicitando que la banda se presente en el escenario. Las luces se encienden. Todas. Por un segundo el resplandor lastima los ojos. Luego uno se acostumbra. Gigantescas lupas muestran a los mini músicos saludando.

- Mirimí miri MIRIMIIIIIII! – Claramente Juampi no sabia español. ¿Por qué habría de saberlo? Era solo una lagartija. 

El publico hizo silencio.

- MIRMIMIIII AHHHHHH MIRMIMI!!!!

Quienes escuchaban, metaleros de todas las edades, comprendieron el inconfundible e internacionalmente reconocido “AHHHHH” por lo que devolvieron el grito. 

Y así arrancó el show.

Un furioso solo de guitarras se elevó por encima de los gritos. ¿Era un tema nuevo? Nadie lo supo. Mirinda pensó que si alguien inventara algo como clases de guitarra para colibríes, seguramente, ella compraría unas. Primero necesitaría la definición de comprar.

Pero esa noche el que estaba en control de la situación era Roque. 

El caracol tenia un as bajo la manga.

¡Pum! Escucharon todos en la batería.

¡PUM!

Si hizo un silencio absoluto. No habían pasado cinco minutos. ¿Cómo que....?

¡PUM!

La gente empezaba a ponerse nerviosa. Se miraban unos a otros.

¡PUM!... ¡PUM!

Si se hubiese activado el dispositivo que tiene la CIA para leer nuestros pensamientos y se hubiera calibrado a un caracol baterista se hubiese recibido, desde un yo-yo algo como: - ¡Wiiii! Giragiragiragira - ¡PUM! – Giragiragira ¡Wiiii!. - 

Mirinda, dejo de prestarle atención a todo y continuo con su furioso solo de guitarra. “Esos gusanos de metal que no quieren dejarse comer. Indignante”.

- MIMI MIRIMIIIII MII AHHHHHH - gritaba Juampi como fuera de si. 

- AHHHHHH - coreaba el público.

- MIRIMIMIIIII AHHHHHH

- AHHHHHH

... y así.




Y así chicos es como vienen los nenes al mundo.



jueves, 4 de agosto de 2016

Génesis, Fiaca y Donde Esta dios


En realidad en el génesis en ningún lado especifica que Dios trabajo duro por eso de la Creación. Por ahí se levantaba a las dos de la tarde, se tomaba unos mates con bizcochitos y después creaba algo con un ademán, un guiño o un gruñido.

Por ahí después se iba a dormir una siestita, se levantaba para la cena y paveaba con su nueva creación hasta las cuatro o cinco de la mañana. Le agarraba sueño y se iba a dormir. Y así todos los días

No se sabe a ciencia cierta. Por algo invento al hombre el sexto día y largó todo. Sospecho que no quería testigos.

¡Pero claro que experimentó!. No ves que primero dice: “Sea la luz” y después de apreciar el invento se dio cuenta de que era buena porque “Ver tiene onda”, pensó. Y como es un libro donde él es el personaje principal ¿te vas a pensar que iban a poner cosas como “Y creó los conejos que lanzaban rayos gamma de sus ojos, y vio que era malo, así que los exterminó haciendo que sus órganos estallaran”? No. No tiene “punch”. No es un “coso” marketinero.

El ejemplo más claro de esta experimentación, es la creación del cielo, la tierra y el agua que se realiza antes (si, antes) de que se prendieran las lamparitas.

Lo correcto sería:

“Sin luz, dios creó la tierra, que le salió medio chonga y con forma de papa, así que en seguidita le puso un 9,8m/s2 de gravedad promedio y la llenó de agua para emparejar. Y no vio nada porque todavía estaba todo oscuro”

Aquí un ejemplo de cómo pudo haber sido el planeta que creo dios pero mas actual.
No el original con Pangea o, siquiera, Gondwana y Laurasia

Después se dio cuenta de eso de que no ver nada le podría traer unos problemitas e inventó la luz. O… finalmente llegó la luz desde el Sol. Lo cual tarda poco más de ocho minutos. Pero bueno, burocracia. Por otro lado esto nos dice que hizo la tierra y el agua en menos de ocho minutos. Y así salió. Luego de miles de millones de años se convirtió en algo habitable por seres humanos.

Como al segundo día, ya más descansado, vio que la tierra era un quilombo. Dos días (el segundo y parte del tercero) le tomó arreglar todo, separando donde iba el agua y donde quedaba solo tierra. Así de enquilombado es trabajar en la oscuridad. ¿Ven? Dios también ve en el espectro electromagnético visible para los humanos. Ok. En el tercero también creó todo lo que sea vegetal. Para mi, se había encanutado semillas de su anterior creación previa al Big Bang. Porque hay un montón de plantas, arboles, arbustos, etc. Y casi no le llevó tiempo comparado a lo que tardó en arreglar el agua y la tierra. No se… no se.

El cuarto día hizo trampa. Vio para arriba y encontró estrellas. Y dijo: “Uy! Pero mirá que lindo.” Vio a sus costados y recordó que todavía no había inventado al hombre, por lo que agregó: “¡Matanga! Yo cree las estrellas.”

El quinto día ya lo agarró cansado. Ordenó la creación de vida marítima. Aplaudió un rato y aceleró el proceso evolutivo por lo que en pocas horas todo era una gran orgia… y había pájaros. ¿Cómo pájaros? Bueno. Esto se explica en parte por la teoría de la evolución expuesta por Darwin y en parte porque la biblia es puro chamullo. Así que eso: aves que vuelan. No, los pingüinos, ñandúes, avestruces, gallinas y demás las inventó otro día y fue una joda que quedó.
El sexto día se había descontrolado todo. Se había olvidado el “cosito de evolución” prendido y los rebeldes pececitos se habían convertido en animales de tierra. Dios no vio esto con agrado pero, en última instancia, ya estaba bastante aburrido y se le acababa la licencia de invierno. Medio a las apuradas, como todo lo que había hecho, creo al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza. Es una lástima que la profesión de dios sea contador y en ninguno de sus hobbies figurara algo artístico. Y les dijo: “A coger y multiplicarse que en mis próximas vacaciones vengo y hago pelota este planeta. Ahora no puedo porque se me va el colectivo para volver al trabajo. Allá hay agua y comida.” Y se rajó.

Como habrán descubierto, esta historia fantástica, ocurre en seis días de dios, que en años humanos es algo así como trece mil ochocientos millones de años. Hagan las cuentas para saber cuando va a volver. Yo diría que estamos bastante seguros.

Por si se lo preguntan. La jodita de Jesús fue un fin de semana largo que dios se tomó para viajar.

Conclusión: dios no está muerto. Está en la oficina.

martes, 2 de agosto de 2016

Cosas que me cuestan recordar cada mañana.


Recuerdo una vez a alguien diciendo algo como “El periodista debe ser objetivo y describir lo que ve…”


[Imagen de Henry Rollins cantando Liar - Rolling Band]
Henry Rollins: “HA HA HA HA, HO HO HO HO, Sucker! Sucker!”
Traduccion: “JA JA JA JA. JO JO JO JO. ¡Idiota! ¡Idiota!”

Voy a dar un ejemplo de articulo con cinco miradas distintas del mismo hecho.

Diario opositor: “Luego de escapar de la Dictadura Macrista, esta pobre familia se lanzó a la ruta en busca de un lugar mejor. Posiblemente pensaban emigrar del país como muchos están haciendo. Desde hace meses, como todas las rutas, esta no recibe mantenimiento, lo que muy probablemente causó el accidente. Sobre el asfalto se ven los restos de sueños rotos en forma de valijas y bolsos destruidos. Los cuerpos no han sido reconocidos aun y sin presupuesto para hospitales ni seguridad tal vez nunca lo hagan. Se baraja la teoría de que las boletas que hubieran proclamado, finalmente, a Scioli como nuestro presidente estaban en el baúl de uno de los vehículos.  Este no es más que otro hecho lamentable que no hace más que pensar que el esfuerzo del primer trimestre que hicimos los argentinos de bien, no ha servido para nada”.

Diario ultra opositor: “bsfbsfbsf AGUNTE bsfbsfbsf VAMOS A VOLVER bsfbsfbsf TE LLEVO EN EL CORAZON bsfbsfbsf ES TODO MENTIRA bsfbsfbsf NO FUE MAGIA bsfbsfbsf MACRI MALO. Bsfbsfbsf DECADA GANADA bsfbsfbsf”

Diario oficialista: “Dos vehículos que no cumplían las nuevas normas de seguridad vial impuestas por el gobierno que garantizan que todos los vehículos son aptos para circular sufrieron, como era previsible, un accidente fatal al chocar de frente. Según fuentes allegadas el tramo en el que sucedió el accidente fue un reemplazo que se realizó en la Gestión Presidencial anterior y que desde su habilitación ha sido fuente de múltiples accidentes. Este error de planificación le ha costado la vida a tres personas sin contar los accidentes de la ultima década”

Diario ultra oficialista: “Una persona realmente irrelevante pero que hemos nombrado mucho en este medio hizo/dijo algo que mucho no tiene que ver con esa cuestión legal que va a durar años y de la que seguramente salga con una multa o se diluya en el tiempo, pero tenemos que tapar otras cosas y, además, hablar de esa persona vende. El resto está todo joya, nunca taxi. ¡Créannos!”.

Periodista intentando hacer algo bien pero sin que le resulte del todo: En un hecho del que aun no se saben las causas, dos vehículos chocaron frontalmente en la ruta X dando como resultado la muerte de tres personas aún no identificadas. Don Rogelio Ramón, dueño de la finca próxima al lugar del hecho dijo: “Acá cada tanto hay un choque. Una o dos veces por mes. Pero este es jodido”. Este reportero tiene la teoría de que uno de los vehículos, un Renault 12, con dos ocupantes, estaba saliendo de vacaciones por la cantidad de bolsos y valijas desperdigados por la ruta.

Noticia: Choque de dos autos en ruta X. Tres muertos [Inserte foto].

Pero bueno. A esta altura teorizar sobre si es o no negocio dejar que la gente piense y saque sus conclusiones me parece un poco… tarde.

Ahora si. Levantemos un poco y escuchemos Liar de Rollins Band. Bueno. Lo de "levantamos" es relativo. Igualmente es un buen tema.